1 jun. 2017

La escultura para el Rincón del Tío Calibo

Desde esta semana el Tío Calibo estará para siempre presente a través de esta escultura en su antigua viña, ahora reconvertida en un bonito rincón para el descanso y el disfrute en un entorno impresionante en las cercanías de Lécera.

La Asociación Las Cucutas contactó con Jalea de Luz (empresa que entre otras cosas realiza servicios profesionales de jardinería) para darle vida a este espacio donde no podía faltar un recuerdo a su antiguo propietario que donó su querida viña al pueblo de Lécera.

Jalea de Luz me pidió que me encargara de proponer y realizar una pieza que recordara y homenajeara al Tío Calibo.

Desde un principio lo tuve claro, debía ser una pieza especial que se fusionara de alguna manera en el entorno,  para lo que diseñé una mesa monumento de acero corten, material totalmente biocompatible y meteorizable, que por su aspecto orgánico se integrará perfectamente en el paisaje destacando de una manera discreta por su color rojizo de la oxidación del hierro.


Para la mesa fundí una placa de bronce con la leyenda en letras moldeadas realizadas a mano y con una pátina de envejecimiento.


Sus líneas elegantes y en forma de mesa llamarán la atención y animarán al paseante a leer la pieza de bronce, donde la asociación agradece al Tío Calibo su donación.